miércoles, mayo 24, 2017

DÍA NUBLADO

A veces sólo es cosa de despertar.
            Algunos días amanece así, con el cielo encapotado y el clima fresco; la humedad se respira en el aire... Y amaneces, entonces, con el aroma de calles de mojadas y de una llovizna pertinaz... Y sonríes.
            Y será que el día avanza y a ratos sale el sol. Será que el calor aumenta o a ratos llueve y el clima refresca... Será que el día avanza y vas sonriendo, contra todo, a pesar de todo; vas sonriendo.
            Y encuentras personas y sigues con el trabajo... Y las personas te enervan, porque las personas siempre acaban por enervarte y el trabajo no avanza como debería o no acaba de salir como quisieras, en parte porque las personas siguen por ahí y siguen enervándote... Y será que a pesar de todo, vas sonriendo.
            Y es que, a veces, sólo es cosa de despertar una mañana nublada...

Y es que su sonrisa sabe al aroma de calles húmedas, bajo una llovizna pertinaz.
            Y el cielo nublado huele como caminar con ella, lado a lado, platicando y tomándola de la mano... Será que amanecer en un día nublado es un poco como despertar con el sabor de su piel fresca a tu lado.

Mario Stalin Rodríguez
Para Jessica.

Así; en un día cualquiera y sin motivo aparente, sólo porque estás en mi y yo a tu lado, caminando juntos.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home